publicado por | on Tips Náuticos, Vida Náutica | No hay comentarios

El verano y las vacaciones son el momento ideal para salir a navegar e invitar a familiares y amigos a sumarse a nuestra experiencia de disfrutar del río. Más que nunca, es importante tener en cuenta estas recomendaciones para una navegación segura:

1. Nunca operar la embarcación bajo los efectos del alcohol o drogas.

2. Tu embarcación como todo tu equipamiento deben estar en perfectas condiciones. Controlá e inspeccioná regularmente el casco, motor, equipos y sistemas.

3. Antes de zarpar, verificá que todos los sistemas de tu lancha funcionen correctamente, en especial el equipo VHF y luces de navegación.

4. Verificar la zona de tanques, venteá dicha zona o sala de máquinas, si poseés motor interno, previo al encendido. Verificar el funcionamiento de la bomba de achique y blowers.

5. Estibar correctamente toda la carga de los lugares previamente asignados.

6. Controlar la cantidad de combustible existente en los tanques. Planificá tu navegación y siempre mantené un margen de combustible extra en los tanques por posibles cambios de planes en la navegación, cambios meteorológicos importantes que modifiquen el estado del mar / río, etc. Es recomendable navegar siempre con medio tanque como mínimo.

 


7. Instruí a tus tripulantes de la lancha sobre la ubicación y funcionamiento de los dispositivos de seguridad, por ejemplo, extintores, bolsa salvavidas, chalecos, pirotecnia, etc.

8. Informate del estado climático previo a iniciar la navegación. Tratá de mantener actualizado el pronóstico meteorológico mediante escuchas periódicas a los efectos de prevenir cambios importantes del clima.

9. Antes de partir con tu lancha, informá al puerto, marina o guardería de tu derrotero y posible hora de regreso.

10. Operá tu lancha con sentido común, consideración y cortesía.

11. Mientras estás navegando, no llevés a tus pasajeros en áreas donde no existan lugares asignados. Acomodá a tus tripulantes en lugares seguros y evitá, dentro de las posibilidades, que los mismos se desplacen de una banda a otra, modificando las condiciones, velocidad de navegación y equilibrio de forma alterada. Por ende, se sugiere que todos los pasajeros estén sentados mientras la embarcación se desplaza.

 

 

12. Nunca estar sobre la plataforma de popa mientras se navega. Tampoco subir desde el agua a la misma si los motores están en marcha.

13. Nunca sobrecargues tu lancha. Respetá las máximas cargas para las cuales está aprobada tu embarcación. Si tenés una embarcación Marine Sur, la máxima capacidad de carga de pasajeros que admite la embarcación se encuentra anotada en la chapa de identificación ubicada en el cockpit. Si sobrepasás los valores máximos admisibles, es responsabilidad tuya.

14. En caso de mal tiempo y si el modelo de lancha lo posee, verificá que todos los ojos de buey y demás aberturas estén perfectamente cerradas, garantizando estanqueidad.

15. Respetá las normas de navegación. El uso de cualquier embarcación implica que el timonel conoce y pone en práctica las condiciones mínimas de navegación y seguridad de la lancha, y que tiene conocimiento de la reglamentación Nacional e Internacional.

16. En el modelo cabinado de Marine Sur, no habitar sobre la cubierta de proa (solárium) cuando la embarcación navegue, ya que implica riesgo para los tripulantes.

17. Preguntale a tus pasajeros si se encuentran cómodos y seguros durante la navegación.

18. Respetá y obedecé las “Normas de Navegación” ya que siempre mantendrás el orden y el control a bordo.

19. Cuando las condiciones climáticas sean desfavorables tratá de reducir la carga en la embarcación para mayor seguridad.

20. Mantené una distancia de seguridad respecto de otras embarcaciones de recreo, a espectadores y a la costa, respetando sus derechos.

21. Utilizá siempre prendas protectoras adecuadas incluido el dispositivo personal de flotación aprobado por PNA o Autoridad Marítima correspondiente.

22. Si necesitás ver el motor de tu lancha, o hacer una reparación de emergencia o programada, tené mucho cuidado si el motor está encendido, alguna parte móvil puede lastimarte. También realizá las operaciones con el motor en frío. Muchas partes del motor también levantan temperaturas importantes, pudiendo quemarte las manos u otras partes de contacto.

23. En el caso de hombre al agua o si hacés deportes y tenés que re abordar la embarcación, hacelo a través de la escalera retráctil de popa.

 Escalera retráctil de popa

24. Mantené siempre los imbornales de cockpit y sentina destapados, libres de cualquier obstrucción.

25. Si estás nadando o a punto de abordar la embarcación desde el agua, nunca lo hagas con el motor en marcha. Podés sufrir lesiones graves con la hélice.

ADVERTENCIA: Los modelos de las lanchas Cabinados de Quicksilver – Marine Sur poseen sobre la cubierta una escotilla de aire y luz. La misma cumple la función de salida de emergencia en caso de incendio o inundación. Reconocé esta salida y cómo operarla, y mantenela en condiciones de limpieza y estanqueidad.

En Punto Náutico entendemos y recomendamos que el propietario tenga los conocimientos suficientes de navegación, la autorización pertinente por parte de la autoridad Naval que corresponda y la experiencia en el uso de embarcaciones. La responsabilidad del manejo y de la vida de todos los que navegan en tu lancha, es exclusivamente tuya.

Deja un comentario